Festival de Cine Alemán: Costa Esperanza

La verdad es que, aunque vaya con prisas y no me dé demasiado tiempo ni siquiera para cubrir los estrenos de la semana, hay una cita en junio a la que me gusta asistir, aunque sea solo un rato: El festival de cine alemán. Casi siempre hay alguna propuesta interesante y este año, además de la excelente retrospectiva de Margarethe Von Trotta, la cinta que inauguraba el Festival, Costa Esperanza, pintaba bien. Costa Esperanza es una película multigénero: es cine histórico, una película de espías, un drama carcelario y es, sobre todo, una bellísima historia de amor, de las más emotivas que he visto en mucho tiempo. 
Y quizás por aunar tantos géneros lo más valioso de Costa Esperanza, además de ese final abierto inyectado de optimismo, es la profunda radiografía del ser humano que esconde la historia. Una historia que, como avisan los créditos iniciales, no está basada en ningún personaje real pero que, a medida, que avanza el metraje nos damos cuenta que –a retazos- podría ser la historia de muchos que sufrieron la dictadura comunista detrás del Telón de acero y que sobrevivieron gracias a su empeño por mantener la libertad de sus almas y sus compromisos afectivos.
Protagoniza el atractivo Alexander Fehling, al que vimos hace unos años en este mismo Festival interpretando a Goethe. Aquella película no llegó a estrenarse en España… Esperemos que no pase lo mismo con Costa Esperanza. 

Comentarios