San Sebastián, día 8: La Herida cierra el telón de un Festival tirando a gris

La herida ha sido la pelicula encargada de cerrar el 61 festival de San Sebastian. Una cinta que tiene un premio casi seguro, una Concha de plata para Marián Álvarez y una historia potente -la del día a día de una mujer bipolar- contada de una forma excesivamente críptica y plana. La herida debería dejar marca, huellas y cicatrices y, sin embargo, se olvida -al menos es mi caso- a las pocas horas.


La herida cierra el telón y ahora le toca el turno al Jurado, que no lo tendrá fácil. No hay mucha película que destaque, predomina el gris...tampoco hay pelis descartables, excepto, quizás, la austriaca Oktober y, curiosamente, las dos interpretadas por Colin Firth, pero el resto, todas podrían llevarse algo... 

Estando así las cosas el Jurado podría hacer un guiño al publico y dar la Concha a Vivir es fácil, que es de lejos la película mas aplaudida en el Festival, o hacer este guiño a la crítica, premiando Le weekend; apostar por la vía radical (y premiar Caníbal o La herida) o tirar por la calle del medio y darle el premio a Dupeyron. Hagan sus apuestas.

Comentarios