Visto en Málaga: La cueva, claustrofobia con premio

Dentro del territorio Zonazine, ocupado normalmente por productos curiosos, indeterminados, radicales o simplemente originales sorprende esta producción ultracomercial pensada para un público joven con ganas de chute adrenalítico. La propuesta narrativa se resume casi en una línea: una panda de jóvenes -bastante orcos, todo hay que decirlo y, por este motivo, la película hubiera funcionado mejor con actores más jóvenes- pasan unos días de vacaciones en Formentera. Entre botellón y botellón deciden explorar una cueva y el problema es que, una vez dentro, no encuentran la salida. Con una premisa tan básica y un desarrollo de los personajes también muy sencillito La cueva consigue mantener el interés gracias a un par de puntos de giro efectivos, un dominio del tempo y del suspense y unas decisiones de realización que, aunque supongo que habrán sido una tortura para todo el equipo, se demuestran muy acertadas. Como los protagonistas, el espectador se encuentra encerrado en La cueva, con una sensación absoluta de claustrofobia. Una cinta, por este y otros motivos -es bastante gore, aviso- no apta para todos los estómagos.
Además de un director con talento, se percibe detrás de La cueva un productor -Juan Gordon- con muchos años de vuelo que ha sabido ver detrás de una historieta una película que, bien trabajada, podía dar mucho juego. De momento, la ha vendido ya a varios países y ha ganado Zonazine, ahora tiene por delante el reto de la taquilla. Un argumento de peso para que el público deje sus euros es que es una de esas películas que no tiene ningún sentido ver en la pantalla de un televisor: te perderías la esencia, la aventura de meterte en una terrorífica cueva.

Comentarios