Visto en Málaga: Por un puñado de besos; menos mal que es ridícula que si no...

El título Visto en Málaga es equívoco en este caso porque la realidad es que vine al Festival con película vista (eso es lo que tiene trabajar en revsitas femeninas). Por eso me hizo gracia la reacción de la prensa. Les avisé. Por un puñado de besos es una de las películas más ridículas que yo he visto en muchos meses. Y al mismo tiempo creo que lo mejor que le puede pasar a la película es ser ridícula, que la gente se la tome a broma, que se rían en los momentos dramáticos. La otra opción, que la gente se la hubiera tomado en serio llevaría a un juicio mucho más negativo. No solo sería una película mala sino una película mala...y ofensiva. Si no fuera por su cursilería -Claudio Sánchez ha hecho una selección impagable de frases de la película- indignaría la frivolidad con la que trata aspectos muy duros y complejos o el retrato que hace de algunas profesiones. No puedes hablar del SIDA, por ejemplo, entre ripios y consejos a lo Coelho. Pero en fin, esto es solo un ejemplo de una película imposible que nadie se explica que esté concursando en Málaga.

Comentarios