Microcríticas: Shirley


Qué cuenta: 13 famosas pinturas de Edward Hopper cobran vida a través del personaje de una enigmática mujer.

Lo mejor: Los cuadros hechos celuloide: el color, la luz, la composición.

Lo peor: La historia es mínima y la película acaba siendo una experiencia estética...con escasa narración.

Público: Jóvenes-adultos aficionados al arte.

En dos palabra: Un bellísimo experimento.

Del 1 al 10: 6'5

La crítica completa en filasiete

Comentarios