Microcríticas: Una cita para el verano


Qué cuenta: Una historia de amor entre dos adultos sensibles, vulnerables e inadaptados. 

Lo mejor: La pareja protagonista -soberbios Seymour Hoffman y Amy Ryan- la fotografía de Nueva York... y el uso de ese inolvidable tema musical que recorre la cinta. 

Lo peor: La melancolía que acompaña el visionado sabiendo que nunca más veremos a Hoffman ni actuar ni dirigir.

Público: Adultos amantes del cine indie y admiradores de Seymour Hoffman (¿hay alguno que no lo sea?)

En una palabra: Nostálgica

Del 1 al 10: 7

La crítica entera en filasiete

Comentarios