Microcríticas: 321 días en Michigan

Qué cuenta: Un joven ejecutivo es condenado a casi un año de prisión por un delito económico. El tipo -bastante pijo- le dice a sus amigos que se va a Michigan a hacer un máster.

Lo mejor: El interés antropológico de lo que se cuenta y las cuestiones que aborda la película, de máxima actualidad
Lo peor: El proyecto es pequeño, cine joven y con pocos medios, y quizás sea devorado por la cartelera
Público: Jóvenes-adultos

En dos palabras: Interesante y actual
 
Del 1 al 10: 7



Comentarios