Microcríticas: Kingsman, servicio secreto

Qué cuenta: Un grupo de ultrasofisticados y muy british espías adiestran a un joven para que forme parte de este servicio secreto.

Lo mejor: La primera hora es de no parar de aplaudir: descacharrante, ágil, ocurrente y gamberra. Eso y Firth, por supuesto.

Lo peor: La segunda hora: mucho más reiterativa, excesiva, zafia y gore. Es lo que tiene Matthew Vaughn.

Público: Joven-adulto.

En dos palabras: Gamberra y pelín salvaje.

Del 1 al 10: 6'5

Comentarios