Microcríticas: Perdiendo el norte

Qué cuenta: Dos jóvenes españoles, cansados de no encontrar trabajo, viajan a Alemania. La realidad y las posibilidades que encuentran allí están muy lejos de lo que habían soñado.

Lo mejor: El personaje de José Sacristán y su interpretación y la segunda parte de la película (paradójicamente mucho más dramática) 

Lo peor: El arranque, un ametrallamiento de chistes de Arévalo que dejaran fuera a muchos espectadores que no disfruten con un humor tan básico.

Público: Joven-adulto

En dos palabras: Floja y básica
 
Del 1 al 10: 4

Crítica completa en filasiete

Comentarios