Microcríticas: La promesa

Qué cuenta: Alemania. 1912. Un rico empresario toma como secretario personal a un joven de raíces humildes pero inteligente y activo. 

Lo mejor: Las interpretaciones y la puesta en escena.


Lo peor: Le sobra metraje y le falta tensión dramática.

Público: Adulto no aficionado a las películas de acción.

En dos palabras: Elegante...y lenta.

De 1 a 10: 6'5

Comentarios