Microcríticas: techo y comida

Qué cuenta: La odisea de una joven madre soltera y en paro para sobrevivir y sacar adelante a su hijo de 8 años.

Lo mejor: La interpretación de Natalia de Molina y un guion bastante equilibrado a pesar de su dramatismo.

Lo peor: Que la historia es muy dura y poco complaciente: no es cine para desconectar y pasar el rato.

Público: Adulto e interesado en el cine social.

En una palabra: Descorazonadora.

De 1 a 10: 6'5

Comentarios