Pastel de pera con lavanda, no es Bourne...es otra cosa

Reconozco que uno de las mejores momentos del trabajo del crítico es cuando, en medio de campañas multimillonarias de promoción, entrevistas de dos páginas, ruedas de prensa estelares, pases de prensa con retirada de aparatos electrónicos y concurso de top ten con datos de taquilla, encuentras una buena película que te han mandado con un código, pasa de puntillas por la cartelera, te cuesta sangre acordarte de la fecha de estreno y, cuando por fin se estrena, lo hace en un par de salas...Pero…y aquí viene la clave, después de todo esto, es una buena película. 

Es lo que me ha pasado con Pastel de pera con lavanda. Una peli francesa con ese título de receta de abuela y estrenándose a la vez que la nueva de Bourne tiene todas las papeletas para pasar absolutamente desapercibida. Reconozco que yo misma tardé en verla y solo lo hice acuciada por el día del estreno y por la generosidad de la distribuidora que me había dado la posibilidad de verla.

Y me encuentro con una deliciosa dramedia romántica, todo elegancia y delicadeza, que habla de dos seres heridos por la vida que tratan de salir adelante y de sacar adelante a los suyos como pueden. Gente normal, sencilla, atractiva pero, sobre todo, buena. Es muy difícil contar historias normales de gente buena en la gran pantalla. No estamos acostumbrados. O al menos yo no lo estoy...y veo mucho cine. Por eso, cada vez valoro más que una película se acerque a la vida real, a la de muchas personas que tratan de sacar adelante a sus familias, que luchan contra sus problemas unos días bien y otros peor, que hacen cosas por las demás, que tienen amigos a los que quieren, que se llevan bien con sus vecinos y que, muchas veces, se enamoran poco a poco, tratando de conjugar el corazón con la cabeza. 

Pastel de pera con lavanda es eso unido a una pareja protagonista de indudable química, unos secundarios convincentes, una cuidada fotografía y unas bellas localizaciones.

No es Bourne...es otra cosa. Un descubrimiento.

Comentarios