Rumbo al Oscar 2016: Julieta

No me emocionó, pero entiendo que esté en la terna y entiendo que hoy haya sido la nominada. Almodóvar es una apuesta sobre seguro si se trata de los Oscar. Esto es lo que publiqué en Fila Siete
Después de la penosa Los amantes pasajeros, Pedro Al­modóvar recupera un poco el tono con un drama en el que vuelve a sus grandes temas, o mejor dicho, al tema, porque Julietano es sino una historia sobre la maternidad en clave almodovariana, por tanto una maternidad sufriente, apasionada y excesiva. La madre es Emma Suárez y Adriana Ugarte(la historia está con­tada en dos tiempos) y es una madre alejada irremediablemente de su hija.
Aunque, como hemos señalado, se perciben en Julie­ta trazas del cine más característico del director manchego, estamos probablemente ante su película más mo­derada y sobria, tanto en el número de tramas para­le­las y secundarias, como en el desarrollo de los perso­na­jes e incluso en la propia temática de la película.
Comparada con la excesiva La piel que habito -en rea­lidad, considerando su entera filmografía-, Julieta po­dría ser casi una película de Garci. Además del tema de la maternidad, hay algunas tramas culebronescas, de esas que tanto le gustan a Almodóvar, hay lugares co­munes del universo del realizador manchego, hay al­gún brochazo de sexo descarnado… pero hay también una sorprendente calma en una parte importante del metraje, un ritmo pausado e incluso un conformis­mo que marcan que irremediablemente todos nos hacemos mayores, también Almodóvar. No es un apunte pe­yorativo, todo lo contrario: entre Los amantes pasa­je­ros y Julieta hay una distancia infinita, a favor de la segunda.
Funciona eficazmente, a manera de epílogo, el tema in­terpretado por Chavela Vargas, la dirección de acto­res es buena y la música de Iglesias acertada. Lo que cuen­ta la película tiene escasa fuerza porque la intriga so­bre la que se sostiene la historia queda en suspenso y se resuelve de una manera poco verosímil (aunque, tam­bién hay que decirlo, emotiva y eficaz).

Comentarios