Vista en San Sebastián 2016: El hombre de las mil caras, una ambiciosa película que se queda a medias

Después de la magistral La isla mínima tenía muchas ganas de ver lo que había hecho Alberto Rodríguez con el caso Paesa.

Lo mejor: Eduard Fernández, Carlos Santos y José Coronado están enormes. Eso y la audacia de Alberto Rodríguez para abordar una cinta tan compleja.

Lo peor: La película acusa un enmarañamiento de los datos -hay muchos- y resulta ardua especialmente para el público que no conozca los hechos.

Del 1 al 10: 7

En Fila Siete no nos hemos puesto muy de acuerdo en algunos puntos a la hora de juzgar la peli. Os dejo el vídeo


Comentarios