Microcríticas: Bittersweet Days

Qué cuenta: El desconcierto afectivo-sexual de dos jóvenes que comparten piso.

Lo mejor: Las interpretaciones.

Lo peor: Un guion de diseño que, aunque funciona bien a ratos, resulta bastante inverosimil. Los desconciertos existenciales tamaño XXL no suelen arreglarse bebiendo un vaso de agua. 

En una palabra: Superficial.

Público: Adulto y aficionado al cine indie.


Del 1 al 10: 5

Comentarios