Lo prometido es deuda (una lista para Orvalle)

Microcríticas: Cosas de la edad

Qué cuenta: La crisis de un actor cuando se da cuenta que no es la joven promesa que, en el fondo, le gustaría ser.

Lo mejor: La capacidad de Guillaume Canet de reírse de sí mismo y la ácida crítica que desprende la comedia.

Lo peor: El histrionismo del final

Público: Adulto

En dos palabras: Exagerada pero certera
 
Del 1 al 10: 5'5

Comentarios